PENSAMIENTOS

Mas ¿Qué pecho cruel no se lamenta
cuando el que diole vida, apoyo y brío,
para nunca volver, de aquí se ausenta?
Se mide el goce y el dolor sombrío
por la impresión que causan y el efecto:
Yo soy débil; lo sabes, padre mío. 

 MIGUEL ÁNGEL BUONARROTTI

 

mi virgen bizantina

 

Título: MI VIRGEN BIZANTINA

 

Buen martes, con cariño,

 

Mª Carmen

 

Visíteme en www.harte.es y en emocionesysentimientos.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *