Pensamientos

 

Ponen las almas fuerte a los humanos pies
calzados de espinas:
pusemelos yo y anduve sin errores
por las tinieblas de la vida.
Luz se llama el extremo del camino,
dolor la senda que a él conduce.
Amigo del dolor, que es fiel amigo,
miré al sol, sentíme fuerte, anduve,
y la luz fue mi compañera,
y el sol altivo brilló en mí.  JOSÉ MARTÍla princesa de mi cuento

 

Visíteme en www.harte.es y en emocionesysentimientos.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *