Pensamientos

Deseo dar la Bienvenida a un Año Nuevo con uno de los más preciados regalos que me ha concedido Dios: Mis Amados y Adorables Nietos. Sofía, María, Juan y Sara.

En el cual deseo:

“Que no haya odios, rencores, ni guerras”

Abogo por un mundo justo, en el cual nadie sufra

Ni pase penurias, ni física ni anímicamente,

Y si tuvieran un resquicio de penas, que lo sepan

Llevar con complacencia y moderación.

Que todas las personas estén holgadas de afecto, sonrisas y

Cierta economía.

Pues al final creo, que el sentido del bien prevalece frente al mal.

FELIZ AÑO NUEVO


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *